Renault Trucks entrega nuevas unidades a la UME

1110

La Unidad Militar de Emergencias (UME) vuelve a confiar en Renault Trucks y en sus tractoras de la gama K de 520 CV para el cumplimiento de sus misiones.

Renault Trucks entrega unidades

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha recibido una entrega de cuatro nuevas tractoras de la gama K de 520 CV con una capacidad de arrastre de 120 toneladas por parte de Renault Trucks. Estos vehículos realizarán transporte de maquinaria de todo tipo, sobre todo pesada, dadas las especiales condiciones que las unidades adquiridas pueden soportar.

Tras la entrega de 50 unidades multipropósito que han sido capaces de responder a los exigentes requisitos del Plan Vital de la Unidad Militar de Emergencias -un total de 18 vehículos Renault Trucks K430 4×4 y 32 unidades Renault Trucks C 520 8×4- que se diseñaron para ofrecer una polivalencia máxima con la posibilidad de intercambio de carrocerías y funciones en ambas versiones, la marca francesa acepta ahora un nuevo reto.

Los nuevos vehículos son tractoras Renault Trucks K 520 6×4 que podrán realizar transporte de maquinaría y todo tipo de mercancías con una capacidad de arrastre de hasta 120 toneladas. El nuevo reto con estas unidades parte también de un objetivo multipropósito, ya que cuentan con homologación ADR. Además, montan toma de fuerza para equipo hidráulico adicional y disponen de la máxima capacidad de combustible para largos trayectos y cargas tan elevadas.

Renault Trucks entrega unidades

Robustez y seguridad

Además de la robustez que aseguran estas unidades, están preparadas para una conducción segura y confortable en carretera, con cabinas configuradas con todo el equipamiento a nivel de confort, preparadas para poder realizar largas estancias y asegurar la comodidad de la vida a bordo.

Para Renault Trucks es un orgulloso que las unidades entregadas a la UME hayan podido cumplir ya con tantas misiones de servicio a los ciudadanos, como la desarrollada este año durante la pandemia con la Operación Balmis contra el COVID-19, que ha permitido la desinfección masiva a través de la nebulización, con un cañón con una adaptación de los depósitos, que ha permitido la desinfección de instalaciones como el Hospital de Ifema o MercaMadrid.