Seguridad sobre ruedas con Grip Control de Peugeot

162

Grip Control es un sistema de optimización de la motricidad en condiciones de baja adherencia. Esta tecnología, actúa sobre las ruedas motrices delanteras y se activa a través del mando giratorio situado en la consola central. Tiene cinco modos de uso disponibles, que limitan la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionan el frenado, en función del terreno. Por: Verónica López Trensig

El modo Standard se destina a condiciones de carretera normales. Por otro lado, el modo Nieve adapta instantáneamente el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo StandardEl modo Todocamino asegura el arranque del vehículo transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado, se adapta perfectamente a la circulación en pistas y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.

El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando; funciona hasta 120 km/h y cambia a modo Standard si se supera esa velocidad. Por último, el modo ESP Off ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, y gestionar la motricidad de manera autónoma.

Los modelos de Peugeot que disfrutan de esta tecnología son los 2008, 3008, 508 RXH y Peugeot Partner.