El Barreiros Super Azor de Ceferino

3187

 Una grúa eterna en Bujaraloz(Zaragoza)  El Barreiros Super Azor de Ceferino

Un logo que identifica una marca mítica de nuestro transporte.

Esta grúa Barreiros Super Azor sigue en activo al pie de la N-II en Bujaraloz.

Hubo un tiempo en que si querías adquirir un camión pesado en nuestro país eso significaba elegir entre dos marcas: Pegaso y Barreiros. Por Joan Garriga

Con 150 CV este camión Barreiros todavía es capaz de arrastrar un 40 toneladas averiado.

En 1966 Ceferino Gracia era un joven mecánico de la localidad zaragozana de Bujaraloz que decidía adquirir una poderosa grúa hidráulica para su taller, servicio oficial Barreiros. La cosa estaba clara, el camión debía ser de lo mejorcito y más capaz que circulase por la NII y la elección estaba más que cantada: un Barreiros.

Los miembros del Taller Gracia posando orgullosos frente a esta eterna grúa adquirida en 1966.

Así las cosas se adquiría un camión de segunda mano, de seis años, al que se le montaría una grúa rotatoria hidráulica Luna, con capacidad para 10 toneladas de elevación. Los camiones cada día eran mayores y el tráfico de la carretera más intenso, entre Barcelona y Madrid, de modo que el taller cada día necesitaba realizar salidas

Ceferino es un experto conductor capaz de manejar el Barreiros Super Azor y su exigente cambio de marchas.

La cabina del Super Azor respondía a un diseño de Berliet, llamado Panoramic.

Barreiros trabajó con un diseño de patente Berliet en sus primeros diseños de cabina.

Tras más de medio siglo queda claro que los primeros camiones Barreiros fueron máquinas muy fiables.

más frecuentes. El propio Ceferino Gracia, todavía junto a la misma grúa, que luce orgullosa la placa de matrícula L-41780, nos explica:”Sí, bueno, hace tiempo que existen camiones más potentes y modernos, con más caballos pero este a sus casi 50 años de edad todavía funciona perfectamente. ¡Y las únicas letras pendientes de este camión son la B y la I de la palabra Barreiros, que se me cayeron hace un tiempo del frontal y no las encontré!”

El logo de Barreiros irrumpía en el transporte español a mediados del pasado siglo.

Muy pocos pueden mostrar un libro de ITV tan amplio como el de éste Barreiros Super Azor.

El motor original Barreiros EB-6 con 150 CV y 10,17 litros todavía se mantiene en funcionamiento.

Así, entre bromas, Ceferino padre, quien sigue trabajando en este taller a la espera de pasar el relevo a su hijo Ceferino y su sobrino Rolando, da contacto al venerable Super Azor y se dipone a sacarlo del garaje mientras el rugido de un viejo seis cilindros de 10,17 litros de cilindrada nos traslada a otra época. El Barreiros Super Azor de Ceferino

 

 Superviviente

 

Al volante de este Barreiros Super Azor realizamos un auténtico viaje en el tiempo por la N-II.

Si retrocedemos hasta la década de los 60 del pasado siglo veremos como este camión era lo que entonces denominaban un “normal”, es decir un dos ejes que representaba lo más usual en el transporte pesado de mercancías. No era de extrañar, pues ni la red viaria ni las potencias disponibles permitían muchas alegrías en cuanto a mayores tonelajes y combinaciones articuladas.

La grúa telescópica hisdráulica fue fabricada por la empresa aragonesa Luna.

Los mandos de la grúa quedan totalmente expuestos a la intemperie al no disponer de cabina.

Este Barreiros, el Super Azor Gran Ruta, con sus 17,5 toneladas de peso total, y una cabina que contaba con el espacio necesario para instalar una litera representaba la primera criatura nacida de la marca Barreriros para realizar transporte nacional. Y para eso contaba con un poderoso motor que permitía atreverse con todo. De nuevo, quien mejor conoce este camión, nos habla:”Barreiros empezó fabricando motores y era un gran ingeniero mecánico. De hecho terminó sacando un 340 CV 10 años antes que sus competidores de Pegaso. Estos motores eran muy buenos, pero tenías que saber repararlos. A veces aquí llegaba un camionero con un problema y al abrir el motor ya sabías que un mecánico que no era de la marca había metido mano. Porque si se realizaba un montaje sin conocer los detalles de estos motores los daños que podía ocasionarse eran muchos. “

La fuerza hidráulica aplicada a las grúas fue en su momento una gran novedad.

El Barreiros Super Azor era un dos ejes de 18 toneladas de peso total.

En los años 60 un dos ejes como este Barreiros 4X2 era conocido como un «normal».

De la prueba de no haber realizado ningún mal montaje da fe la grúa de Ceferino: “El motor suena redondo y funciona sin echar apenas humo por el escape. Es una maravilla con 50 años de edad. Se trata de la primera versión del B26. Da 150 CV de potencia máxima y puedo decir que son caballos de verdad, con fuerza, porque este camión todavía hoy sale del taller y engancha un 40 toneladas.

Va despacio, sólo lo usamos para recorridos cercanos, pero lo cierto es que más de uno ha pasado un momento de apuro al ver como un viejo Barreiros venía a remolcar un camión todavía en garantía que se había quedado tirado por un problema electrónico.”

El Barreiros Super Azor de Ceferino
Si quieres acceder a nuestro canal de Youtube haz click aquí.