VEHÍCULOS COMERCIALES: Fiat Scudo Panorama 140 CV

519

La aerodinámica del Fiat Scudo le permite obtener buenos consumos.

 

Confort talla XL

 

El Fiat Scudo Panorama en su versión de batalla larga se convierte en un práctico vehículo para todo, pues nos ofrece tanto un monovolumen de 8 plazas como un furgón de hasta 7 m3 de capacidad. Algo para tener en cuente entre quienes busquen un ligero capaz de adaptarse tanto al uso particular como a pequeños transportes auxiliares en la empresa.

Las 8 plazas de este Scudo se benefician de un eficaz motor diesel de 140 CV.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Scudo es un vehículo de moderna factura, no en vano Fiat Professional se adjudicaba el Van of the Year 2008 gracias a su lanzamiento. Se trata del escalafón intermedio dentro de la escala del fabricante italiano o, dicho de otro modo, del furgón de mayor tamaño que seremos capaces de meter en un parking subterráneo sin problemas. Así el Scudo mantiene unas cotas externas no mucho más holgadas que algunos de los turismos de mayores dimensiones, pero que en cambio nos ofrece hasta 1.200 kilogramos de carga útil o bien capacidad para ocho plazas y abundante espacio para el equipaje, pues recordemos que esta versión de batalla larga conserva tras la tercera fila de asientos un excelente maletero, muy aprovechable gracias a sus formas totalmente cuadradas.

 

Al volante

 

El puesto de conducción se beneficia de la situación de la palanca de cambios en el tablier.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lejos de prejuicios que algunos puedan mantener, lo cierto es que el Scudo Panorama destaca por su confort de marcha y excelentes prestaciones. Su afilado perfil asegura por una parte pocos ruidos fruto de la aerodinámica y por otro ayuda a conseguir buenos consumos. Algo, que en la versión puesta a nuestra disposición además se beneficiaba de las cualidades del mayor motor de la gama. Nos referimos al diesel de dos litros y 140 CV de potencia máxima, que unido a un caja de seis velocidades facilita enormemente el conseguir circular siempre con el motor funcionando económicamente. Su par máximo es de 320 Nm y se mantienen a 2.000 rpm, de modo que si necesitamos apretar el acelerador a fondo será en momentos muy puntuales o bien por mero capricho.

Asientos confortables para las 8 plazas.

En cuanto a la habitabilidad, no podemos más que tacharla de fenomenal. Recordemos que Fiat era pionera en el momento de situar la palanca de cambios en el tablier, una tendencia ahora generalizada en los vehículos comerciales, pero que en su día resultó muy novedosa. El Scudo ahora probado se mantiene fiel a esta tendencia y nos facilita un espacio libre entre los asientos delanteros donde la amplitud se deja notar en los largos desplazamientos, pues nada impide al conductor variar la posición de conducción en cualquier momento. Este vehículo cuenta con cuatro frenos de disco y al tratarse de un tracción delantera lo cierto es que resulta muy fácil de conducir, respondiendo en todo momento prácticamente como un turismo, salvo por las mayores inercias en caso de viajar cargados.

 

La versión batalla larga ofrece tres filas de asientos más un amplio maletero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recordemos que la versión Panorama de batalla larga ofrece una carga útil de 861 kilogramos, su peso total es de 2.759 kilogramos y podemos equiparla con elementos de confort que incluyen navegador, control de crucero de la velocidad, etc. Esta es sólo una de las 12 versiones bçasicas del Scudo, de modo que en la gama podemos encontrar el vehículo más adecuado a nuestra realidad. Así, ya sea en versión furgón, acristalada o chasis cabina los Scudo pueden incorporar además un motor de 90 CV y 1,6 litros de cilindrada o bien otra versión del dos litros pero en esta ocasión con 120 CV de potencia máxima. En cualquier caso se tratará de un vehículo maniobrable, pero capaz de solucionar el transporte ligero en ese ámbito que se conforma en torno a la tonelada de carga útil.

La parte superior delantera cuenta con prácticas guanteras.

El habitáculo ofrece abundante espacio para guardar objetos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de sus puntos fuertes son unas medidas externas que le sitúan, con una altura en la versión probada de 1,92 metros, dentro delos márgenes de la práctica totalidad de aparcamientos subterráneos. Pese a tratarse de una variante de batalla larga, su longitud total quedaen 4,8 metros, de modo que tampoco nos impedirá desenvolvernos a través del tráfico ciudadano. En definitiva vemos como Fiat Professional cuenta para su categoría intermedia de transporte con un vehículo de primer orden y que es capaz de defenderse en el mercado frente a cualquier competidor. Cualidades no le faltan.

Fiat Scudo Panorama batalla larga 140CV.