La electrificación de camiones, cada vez más cerca

569

La comercialización de los camiones eléctricos está cada vez más cerca, pero quedan por solventar detalles fundamentales para equiparar su precio al de los diésel.

Electrificación de camiones

 

La electrificación es un tema muy actual. Sin embargo, no solo están implicados los turismos, sino que también los camiones. La población se está concienciando cada vez más de la necesidad de esta electrificación, debido a un mejor conocimiento del impacto que las emisiones de CO2 causan en el cambio climático y el peligro que suponen las emisiones diésel. Por otro lado, también los propietarios de flotas y los fabricantes se han dado cuenta de la mejora de los costes de la tecnología de los vehículos eléctricos.

Todos estos factores pesan en la balanza a la hora de optar por vehículos electrificados pero, para su correcta implementación, aún hay salvar el escollo principal: optimizar la batería de ion-litio.

Este fue uno de los motivos que animó a Allison Transmission a adquirir el pasado mes de abril Vantage Power. Esta galardonada empresa, con sede en Londres, ha implantado sus tecnologías en una amplia gama de aplicaciones, incluidos sistemas híbridos eléctricos completos para almacenamiento de energía en autobuses. Y es que esta empresa pone una especial atención en el desarrollo tecnológico de baterías, su integración en el vehículo y los sistemas de control, además de la conectividad y la telemetría del vehículo.

Electrificación de camiones

 

Esta incorporación, unida a la adquisición de AxleTech, empresa tecnológica líder que diseña, fabrica, comercializa y suministra ejes y soluciones integrales de ejes electrificados para vehículos comerciales pesados, refuerza el liderazgo de Allison Transmission y su posicionamiento para innovar las actuales tecnologías de propulsión, complementando su actual capacidad y enfoque en pro de la electrificación de vehículos comerciales.

En este sentido, Alexander Schey, director comercial de Electrificación de Allison y director general y fundador de Vantage Power, ha señalado que “el primer obstáculo para la adopción general de camiones eléctricos es el coste de la batería. Y es que suele ser el componente más caro de un vehículo pudiendo alcanzar más de la mitad de su coste”. “Son muchos los factores que influyen en el precio de una batería y los más importantes son tres: el precio de las celdas, el de la batería y su vida útil”, ha añadido Schey.