SAVA J4 y Cosmos las furgonetas Pegaso

3328

Pegaso fue a lo largo de la segunda mitad del siglo XX uno de los grandes nombres en el transporte español. Fueron en especial los camiones pesados de la marca del caballo alado los que le aportarían mayor prestigio entre los transportistas. Sin embargo, antes como en la actualidad, de nada sirve el transporte pesado si al final de la cadena logística no se es capaz de realizar la distribución del producto final puerta a puerta. Vamos lo que fue el reparto toda la vida y que actualmente los expertos en logística prefieren denominar «La última milla».

Esta publicidad de 1981 deja claro que la SAVA J4, con versiones de 38 y 50 CV, tenía en sus bajos costes la principal virtud.
Esta publicidad de 1981 deja claro que la SAVA J4, con versiones de 38 y 50 CV, tenía en sus bajos costes la principal virtud.

SAVA fue un fabricante español de vehículos industriales de todo tipo. Pronto sería conocido por dos características principales. Por un lado la mayor parte de los modelos que fabricaba desde su planta de Valladolid procedían de acuerdos para fabricar bajo licencia modelos de camiones y furgonetas de origen británico. La otra característica que daría fama a SAVA, con permiso de algún peso pesado tractora e incluso rígidos de tres ejes, sería la de ofrecer un amplio abanico de camiones y furgonetas ligeras. Actualmente las J4 y Cosmos son auténticos clásicos del transporte y la distribución españoles.

La furgoneta J4 tuvo una larga presencia en el mercado español bajo las marcas de SAVA y Pegaso.
La furgoneta J4 tuvo una larga presencia en el mercado español bajo las marcas de SAVA y Pegaso.

Texto: Joan Garriga Imágenes: J.G./archivo AVICAE (Amigos del Camión Español)

Los años 60 del pasado siglo por fin marcaron para la sociedad española un fuerte crecimiento económico que permitiría al fin superar, al menos en lo material, las penurias que el país arrastraba desde la Guerra Civil. Así las cosas ENASA fabricante de los vehículos industriales pesados de marca Pegaso experimentó un gran desarrollo. La marca tenía una completa oferta de camiones y autobuses a partir de las 10 toneladas de peso total en carga. SAVA J4 y Cosmos las furgonetas Pegaso

Las primeras J4 españolas se fabricaron en 1965 y lucían la marca SAVA-Austin.
Las primeras J4 españolas se fabricaron en 1965 y lucían la marca SAVA-Austin.

Sin embargo la sociedad española requería para sus ciudades, con cada día más número de habitantes, crecientes flotas de vehículos de distribución. Los profesionales del reparto y la distribución necesitaban vehículos modernos. Tanto camiones ligeros como furgonetas que pudieran realizar tareas como el reparto diario del pan, distribución de bebidas, servicio para todo tipo de comercios… Una creciente flota de vehículos muy por debajo de las 10 toneladas del Pegaso Comet más ligero que fabricaba ENASA.

Ebro, Nazar, Avia y SAVA

Así las cosas los dirigentes de la Empresa Nacional de Autocamiones SA (ENASA) observaban con disgusto el gran crecimiento de furgonetas, en torno a las dos toneladas de peso total, y de camiones entre las 3 y 7 toneladas de peso total en carga. Pegaso no podía competir frene a marcas con crecientes niveles de producción que operaban en dicho mercado de vehículos ligeros. Un Comet de 10 toneladas simplemente no cabía en muchas de las calles done los Ebro, Nazar, Avia y SAVA realizaban sus rutas de reparto.

La furgoneta J4 era de origen inglés, donde se fabricó entre 1960 y 1974 bajo marcas como Austin, Morris y BMC.
La furgoneta J4 era de origen inglés, donde se fabricó entre 1960 y 1974 bajo marcas como Austin, Morris y BMC.

Precísamente, en activo desde inicios de la década de los 50 como Fada y posteriormente como SAVA desde VAlladolid una marca que había llamado la atención de los directivos de ENASA. Sus modelos de furgoneta J4, comercializada primero como SAVA-Austin a partir de 1965 y posteriormente como SAVA, reinaban en la distribución urbana. Pero es que además SAVA se había atrevido a superar a Pegaso en su terreno. El transporte pesado. Ello fue gracias a un acuerdo con el gigante galo Berliet, de modo que Sava pudo poner en el mercado un camión pesado SAVA-Berliet de 26 toneladas y con motor turboalimentado de 240 CV. Aquello, en tiempos de economía dirigida desde el estado, era mucho más de lo que estaban dispuestos a aguantar desde la empresa estatal ENASA. De hecho Pegaso tardaría todavía unos años en llevar su motor más poderoso hasta los 260 CV.

La humilde furgoneta J4 fue uno de los vehículos más longevos de la gama Pegaso.
La humilde furgoneta J4 fue uno de los vehículos más longevos de la gama Pegaso.

1966 ENASA toma el control de SAVA

La solución fue obvia. Al tomar el control de SAVA se enfocó la actividad de la marca hacia los vehículos industriales ligeros. Se prosiguió con la política de trabajar a partir de licencias de producción de marcas británicas. De hecho a lo largo de más de dos décadas la furgoneta J4, primero conocida como SAVA-Pegaso y a partir de la década de los 80 simplemente bajo la marca Pegaso, fue uno de los productos más exitosos de SAVA.

Galería de imágenes furgonetas SAVA

La familia Pegaso por fin contaba con una completa gama de vehículos ligeros que le permitiría jugar un papel de importancia en el segmento urbano del transporte. Y además ENASA había eliminado de golpe a un incipiente rival en su mercado principal, el de los camiones pesados.

El Pegaso más ligero, la furgoneta J4, aquí una versión de mediados de los 80, con la misma decoración de origen de los Pegaso Tecno.
El Pegaso más ligero, la furgoneta J4, aquí una versión de mediados de los 80, con la misma decoración de origen de los Pegaso Tecno.

La furgoneta J4 es un claro ejemplo de triunfo de un diseño sencillo. A lo largo de las tres décadas de vida comercial, si tenemos en cuenta que en el Reino Unido se fabricó desde 1960 hasta 1974 y en España desde 1965 hasta 1989, fueron sus bajos costos y fiabilidad sus mejores virtudes.

Aquí vemos la tractora Tecno de Pegaso con su acabado de fábrica, que también adoptó en su momento la furgoneta ligera Pegaso J4.
Aquí vemos la tractora Tecno de Pegaso con su acabado de fábrica, que también adoptó en su momento la furgoneta ligera Pegaso J4.

Ficha características técnicas SAVA J4

A lo largo de las casi tres décadas que se prolongó la vida comercial de la furgoneta J4 en el Reino Unido y España apenas sufrió cambios técnicos.

Motor: De gasolina y 4 cilindros en línea. Primero fue un 1.5 litros de 38CV en su primera versión y después 42 CV. En 1977 la cilindrada creció hasta 1.7 litros y la potencia máxima alcanzó los 50 CV.

Caja de cambios: Manual de cuatro velocidades más marcha atrás que transmite la potencia al eje trasero. Disposición 4X2.

Carrocerías: Existió en versión caja abierta, furgón y de pasajeros. Las carrocerías furgón y de pasajeros tuvieron versiones de techo alto.

Pesos: la versión más capaz fabricada tenía un peso total en carga de 2,2 toneladas y podía cargar hasta una tonelada.

Furgón SAVA Cosmos

Aunque para muchos la furgoneta SAVA fue y será la J4, lo cierto es que existió otro modelo. Mucho más capaz y además resultado de un diseño propio de SAVA, aunque tomando las mecánicas de sus camiones ligeros. El Cosmos destacó por sus modernas líneas, apareció en el mercado a finales de los años 70, y gran capacidad. Sus versiones iban desde las 3,5 toneladas y hasta las 6 de capacidad total en carga. Las diversas carrocerías, iban desde los 7,5 m3 de capacidad hasta los 15m3. Se fabricó en versión furgón, mixto y de pasaje. Su motor, modelo único en toda la gama Cosmos, fue un diésel de 3,8 litros y 76 CV, que se situaba bajo la fila delantera de tres asientos.

Catálogo del SAVA Cosmos que aparece en versión mixta, carga y pasajeros.
Catálogo del SAVA Cosmos que aparece en versión mixta, carga y pasajeros.

Si quieres acceder a nuestro canal de Youtube haz click aquí. 

SAVA J4 y Cosmos las furgonetas Pegaso