Llega la furgoneta eSprinter eléctrica cero emisiones de Mercedes Benz Vans

768

Furgoneta eléctrica eSprinter Mercedes Benz Cero Emisiones. Mercedes Benz Vans pone a la venta la versión eléctrica de su furgón Sprinter, se trata del eSprinter del cual ya se aceptan pedidos y que estará disponible en las concesiones a partir de Julio de 2020. El furgón ligero, para 3.500 kilogramos de MMA y 11 m3 de capacidad, eléctrico cien por cien se suma al resto de modelos Sprinter con mecánicas Diésel Euro 6, en el año en que la marca de la estrella celebra los 25 años del lanzamiento de su exitosa familia de furgonetas para la distribución urbana y el transporte ligero de la serie Sprinter.

 

MB eSprinter EN RESUMEN:

– Disponible con dos capacidades de baterías con 120 y 168 kms de autonomía respectivamente.

– Capacidad de carga de hasta 1.038 kilogramos en la bodega de 11 m3.

– Capacidad rápida de carga de baterías, desde un 10 por ciento al 80 por ciento en 25 minutos.

– Cuota mensual desde 499 € con mantenimiento vehículo incluído.

Así funciona el sistema de carga remota en el Mercedes Benz eSprinter:

 

Ficha Técnica Mercedes Benz eSprinter:

Motor y baterías: Motor asíncrono de tres fases y seis polos de inducción de 85 Kw (116 CV) de potencia máxima con un par motor máximo de 295 Nm. Todo el conjunto motriz y sus elementos de refrigeración se sitúan en el eje delantero con un peso de 125 kg. Existen dos opciones de baterías de ion litio, de tres o cuatro células, con capacidades respectivas de  41 Kwh ( 35 Kwh aprovechables) o bien 55 Kwh ( 47 Kwh aprovechables).

 

Transmisión: Motor eléctrico montado en el eje delantero, tracción 4X2. Cambio automático.

Chasis y capacidades: Longitud máxima del furgón 6 m, capacidad volumen en bodega de carga 11 m3. Capacidad de carga en kilogramos 1.038 o bien 884 kilogramos en función del pack de baterías elegido.

Consumos oficiales anunciados por el fabricante: 37,1 Kwh/100kms o 32,5 Kwh/100kms según configuración de baterías elegida. Según directiva europea 692/2008/EC. Autonomía máxima de 120 kilómetros o 168 kilómetros según la configuración baterías elegida.

 

Mercedes Benz Vans con el lanzamiento de su furgón eSprinter entra de lleno en la movilidad urbana cero emisiones y la distribución de la conocida como última milla libre de emisiones de CO2, pues este tipo de vehículo no emite contaminantes allá por donde circula, dado que consume eenergía eléctrica que ha sido generada, por medios limpios o no en función de la compañía de suministro contratada, cuyos contaminantes suelen producirse lejos del propio casco urbano. En todo caso este tipo de vehículo se confirma como el más adecuado para trabajar en el casco urbano de las ciudades siempre preocupadas por conseguir una calidad del aire que no casa demasiado bien con grandes cantidades de vehículos diésel funcionando en sus inmediaciones.

 

 

 

El vehículo que ahora comercializa Mercedes Benz Vans complementa a la furgoneta eVito aparecida unos meses atrás en el mercado, mientras que uno de sus competidores más directos será la MAN eTGE, furgón de similar capacidad y también dotado de una mecánica totalmente eléctrica que ya pudimos probar en las calles durante 2019. Desde luego queda claro que para los profesionales de la distribución urbana, que no necesitan superar los 170 kilómetros de recorrido diario o incluso más si se realizan paradas intermedias para recarga y que se mantienen el 80 por ciento del tiempo en zonas densamente pobladas una furgoneta como la eSprinter se convierte en una opción totalmente real. Mercedes Benz Vans anuncia para su furgón eSprinter unos precios franco fábrica de 53.000 y 59.900 € para las dos versiones, con 3 o 4 celdas de baterías, lo cual se traduce en una cuota mensual a partir de 499 € durante cuatro años más un pago inicial del 20 por ciento del vehículo. De este modo, pese a que el precio de adquisición de la furgoneta es bastante superior al de un modelo diésel de capacidad equivalente, lo cierto es que desde la marca se afirma que el TCO (Coste Total Operativo) es menor al de trabajar en una furgoneta que consume gasóleo, dadas las bajas necesidades de mantenimiento y el coste mucho más reducido de la energía eléctrica respecto del gasóleo de automoción, un ahorro en este apartado que puede acercarse al 70 por ciento. A ello se suman posibles ventajas fiscales y excepciones en aparcamientos, peajes, etc.   Dicha cuota incluye mantenimiento del vehículo y además Mercedes Benz Vans ofrece unas app para el cálculo del uso que cada posible cliente da al vehículo y por tanto calcular la viabilidad o no de su trabajo y los costes de cambiar de la movilidad utilizando combustibles fósiles a la electromovilidad. Desde Mercedes Benz Vans se garantizan las baterías del furgón eSprinter durante 8 años o 160.000 kilómetros.